Agua del aire acondicionado para las plantas

El agua de condensación que sale de los aires acondicionados es destilada, sin nutrientes que tengamos la posibilidad volver a usar en tareas de limpieza o para el riego de nuestras plantas, siempre y cuando estos aparatos estén limpios y tengan controles periódicos.

En consecuencia, tenemos la posibilidad de volver a usar esta agua para adecentar pisos, ventanas, regar plantas, atestar el tanque del limpiaparabrisas, entre otros muchos. Hay docenas de opciones.

Usos del agua del aire acondicionado de tu hogar

Entre los usos mucho más comunes del agua final del desarrollo de condensación de este aparato podemos encontrar los próximos:

) El agua del aire acondicionado es increíble para las plantas ácidas, como las gardenias o las azaleas, por servirnos de un ejemplo. Las únicas plantas para las que es imposible usar son las carnívoras. Es un engaño que esta agua sea perjudicial para las plantas.

¿Qué género de agua de riego puedo utilizar?

Ahora repasaremos resumidamente las clases de agua que se tienen la posibilidad de usar en nuestros cultivos, así sean de cannabis, hortalizas o plantas aromatizadas y/o ornamentales, ya que hay muchas teorías equivocadas sobre esto. .

¿El agua del aire acondicionado funciona bien para las plantas?

En el hogar lo recogemos en una cazuela colosal y en el momento en que el nivel del agua está cerca del borde de la cazuela lo tiramos de forma directa al agua. No confío en la calidad de esa agua; entre otras muchas cosas por el hecho de que exhibe un aspecto poroso y también insalubre en su área. De ahí que jamás he intentado regar las plantas con esa agua.

Las plantas aportan el color y la vida precisos a cualquier hogar, de ahí que a múltiples diseñadores les gusta mucho vestir hogares con ellas. No obstante, las plantas no solo aportan una sensación de lozanía a las habitaciones, sino verdaderamente refrescan el aire, progresando su calidad. Según con la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU., la polución interior en ocasiones puede contener de 2 a 5 ocasiones el nivel de contaminantes que se respiran al aire libre. La primera cosa que debes entender es dónde está la válvula que expulsa el exceso de agua de tu aparato para lograr poner un envase que la recoja.

Realiza jabón líquido casero.

Modo de empleo: 1 litro de agua de aire acondicionado y 3 medidas de cuchara de jabón de Marsella en escamas.

Verter la mezcla en una botella y agitar enérgicamente: a lo largo de múltiples días, hasta el momento en que las escamas se hayan diluido completamente en el líquido. Así, habrás logrado un óptimo jabón para lavar la ropa. Un jabón líquido perfecto para prendas frágiles, tanto para lavado a mano para lavadora.

Deja un comentario