Cómo cuidar una planta de marihuanas

Pero primero debe entender que cultivar mariguana tanto en interiores como en exteriores muestra un grupo único de retos, y el enorme volumen de información libre sobre el tema puede ser abrumador.

¿Qué cuidados precisa una planta de mariguana?

Tras la germinación, las plantas de mariguana son mucho más frágiles y no precisarás proporcionarles mucha agua, en tanto que en esta etapa podría ahogarlas. Generalmente, lograras regarlas una vez cada 4-7 días.

La etapa vegetativa es la “adolescencia” de las plantas de mariguana, en el momento en que medran y dejan la etapa de plántula. Aun desearán “salir de la vivienda” y ser trasplantadas a una maceta mucho más grande, a fin de que sus raíces logren extenderse y medrar enormes y fuertes.

Verificación

La primera cosa que hay que llevar a cabo antes de regar es revisar que se ha bebido el agua del riego previo. Si todavía tiene humedad, no es requisito añadir mucho más. En el momento en que poseemos muchas plantas es una faena, pero si no lo hacemos, entonces no nos quejamos de que nos han salido pequeñas, que una no medra, que no bebe, que se pone amarilla… etcétera.

El paso inicial que tienes que ofrecer es germinar tus Semillas de Mariguana (semillas feminizadas o coches) con el sistema Tupper que te enseñamos en nuestro blog; Es un procedimiento que prácticamente garantiza el éxito de la germinación de las semillas de mariguana, y si se emplea algún otro procedimiento, no tenemos la posibilidad de asegurar los desenlaces deseados. Desde la germinación, efectuamos una suerte de entrenamiento en el momento de regar para asegurar unas raíces sanas y fuertes.

Debe empezar a continuar los pasos ahora tras la germinación.

Riego y fertilización del cultivo de mariguana en maceta

Lo idóneo es sostener el riego por goteo. Con ella lograremos que la planta no tenga ningún género de agobio hídrico. En dependencia de las condiciones climáticas, se aconsejan múltiples riegos de corta duración cada día.

Si no, regaremos por la mañana a fin de que el sustrato no se seque a lo largo del día. La cantidad va a ser variable dependiendo del tamaño de la planta, volumen de sustrato y temperatura ámbito.

Consejos para regar las plantas de mariguana

Achicar pausadamente el riego en el final de la floración va a aumentar la capacitación de resina en los brotes

A lo largo de las últimas semanas antes de la cosecha, la planta consume cada vez menos agua. Por consiguiente, hay que achicar paulativamente el volumen que se da a cada riego, en tanto que si la tierra tarda bastante en secarse, va a aumentar sensiblemente el peligro de que se desarrolle moho dentro de los cogollos. Además de esto, un rápido agobio hídrico en el final de la floración va a aumentar la producción de resina.

Deja un comentario