Cómo limpiar las rejillas de la campana

Hay tres unas partes de la campana a comprobar periódicamente: el exterior, los filtros y las tomas del motor de extracción. Los 2 últimos son donde se crea la mayor acumulación de grasa.

Para adecentar la campana extractora de la grasa de cocinar, empieze por desenchufarla de la luz. La seguridad es dependiente de ti. Entonces hay que seguir a desarmar sus elementos. Prosigue estos pasos:

De qué manera adecentar los filtros de la campana

El paso inicial es elegir de qué forma adecentar los filtros de la campana, o sea, si en el lavaplatos oa mano. Si tu campana es de aluminio, tienes que llevar cuidado pues hay algunos artículos, antigrasa o limpiadores -e inclusive el calor del lavaplatos- que tienen la posibilidad de dañar la área y sacarle una parte de su brillo. Haz siempre y en todo momento una pequeña prueba antes de utilizar un limpiador. En cambio, si tu capota no es metálica, no vas a tener ningún inconveniente en ese sentido.

Antes de ponerte manos a la obra, tienes que tener en consideración múltiples consideraciones:

¿Por qué razón es esencial desengrasar adecuadamente?

El papel estratégico que juega la campana extractora en la cocina puede verse puesto en compromiso por la grasa que se deposita en sus superficies. De ahí la relevancia de una limpieza meticulosa y periódica para garantizar la extendida vida útil del aparato, eludir la propagación de pésimos fragancias y frenar la proliferación de gérmenes y bacterias.

Pero, ¿de qué manera se limpia el exterior? Para la parte externa, es preferible remover el polvo y los restos de grasa una vez por semana, al paso que para la parte interna de la campana es suficiente con intervenir cada un par de meses.

Adecentar la campana extractora por fuera

Adecentar la campana extractora por fuera debe transformarse en una rutina día tras día, exactamente la misma limpias la estufa toda vez que la empleas.

  • Si emplea un producto de limpieza antigrasa, pulverícelo sobre la área exterior de la campana y déjelo accionar unos minutos.

Limpieza de los filtros de una campana de aluminio

Si no dispones de lavaplatos o si hay mucha grasa amontonada, puedes recurrir a la limpieza de los filtros de aluminio tú mismo. Para esto únicamente debes proseguir estos pasos:

  1. Prepara un envase grande (metal) donde encajen las rejas para sumergirlas.
  2. Verter agua y algo de limón y llevar a ebullición.
  3. En el momento en que el agua esté a puntito de hervir, añade media taza de bicarbonato de sodio y detergente para platos y sumerge las rejas.
  4. Aguardamos que hierva unos 5 minutos.
  5. Pasado este tiempo, apaga el fuego y deja descansar hasta el momento en que el agua esté tibia. Sacamos la reja y la limpiamos con asistencia de un cepillo y detergente en polvo.
  6. Volvemos a hervir el agua, pero en esta ocasión combinamos con vinagre y volvemos a sumergir las rejas.
  7. Pasada una hora, las sacamos y las enjuagamos con agua no muy caliente.
  8. Las secamos y las ponemos en su ubicación.

Deja un comentario