Cómo pintar un techo de madera

Tener vigas expuestas en el techo da un aspecto bien interesante a una habitación, y esta es una parte de diseño singularmente buena si tiene una habitación con techos altos. No obstante, un techo con vigas expuestas puede ser difícil de colorear. Entonces, si busca de qué forma colorear un techo con vigas, aquí hay ciertos avisos que lo asistirán:

  1. Prepare sus materiales. Para este emprendimiento, precisaría una escalera de tijera con una interfaz (para mantener la pintura), la pintura, una brocha pequeña de 1 a 2 pulgadas para colorear en torno a los bordes y las esquinas, bastante periódico, guardapolvos y cinta adhesiva. En lo que se refiere a si usarías brocha o rodillo, los dos tienen virtudes sobre el otro. Un rodillo es mucho más simple de utilizar que una brocha y te dejará colorear mucho más veloz y eludir mejor los goteos de pintura. No obstante, un pincel le deja colorear con trazos mucho más finos y esta herramienta se aconseja para techos texturizados.
  2. Prepara la habitación. Asegúrese de eliminar todas y cada una de las cortinas de la habitación. Si es viable, retire todas y cada una de las cosas en la habitación para eludir salpicaduras de pintura. Si o sea bastante problema, sencillamente puede ponerlos todos en el medio de la habitación y cubrirlos con sábanas para el polvo. Asimismo cubra el suelo con papel periódico.
  3. Contemplar absolutamente las vigas con papel periódico. Si deseas colorear las vigas de un color diferente al del techo, es primordial que primero protejas las vigas a fin de que la pintura del techo no salpique. Use papel periódico con cinta adhesiva para contemplar los tres lados expuestos. Asegúrese de poner la cinta muy cerca del borde del montante donde está con la pared.
  4. Prepara el techo. Lava el techo con un harapo con agua y detergente para eliminar todo el polvo. Asimismo debe examinar el techo en pos de fisuras y mocos, y rellenarlos con yeso o material de relleno particular.
  5. Pinta el techo. Pinte un área pequeña del techo al unísono (en partes imaginarias de 90 cm por 90 cm), singularmente si está empleando un cepillo manual habitual. En el momento en que haya terminado, puede regresar y realizar el techo para la segunda cubierta. No obstante, si el techo es pequeño, tienes que tomar un reposo y aguardar a que la primera cubierta se seque completamente antes de regresar a pintarlo.

    Recuerde utilizar la brocha pequeña de 3-5 centímetros para colorear los bordes donde el techo está con las vigas.
  6. Pinta las vigas. Cuando la pintura del techo se haya secado completamente, es hora de colorear las vigas. Precisas eliminar el diario de las vigas. Inspeccione la viga en pos de mocos o fisuras y rellénelas con yeso. Pinte esmeradamente las vigas con un cepillo de mano, teniendo precaución de no salpicar pintura en el techo mismo. En tanto que pintaste el techo, pinta la viga una sección al unísono. Pinta sobre una segunda cubierta en el momento en que la primera se haya secado. Para hacer una transición despacio entre el techo y la viga, use el pincel pequeño para colorear el espacio entre los 2.

Barniza techos nuevos

No te detengas en los datos por el hecho de que no va a ser preciso. Además de esto, estas zonas no son muy frágiles, con lo que no requerirán una preparación meticulosa, como sucede con un mueble. Indudablemente estas son áreas enormes y los datos ralentizarán tu trabajo.

1- Eliminar el polvo con un cepillo. Las manos primordiales para ofrecerle un brillo ideal tienen la posibilidad de ser 3 o 4. Pero si has escogido un barniz de acabado mate o satinado, 2 o 3 manos van a ser suficientes.

El material preciso para colorear tus vigas.

Colorear vigas es un trabajo especial, especialmente si se ponen a enorme altura. Por ende, ha de estar bien pertrechado para efectuar un trabajo especial con completa seguridad. Aquí hay una pequeña lista del equipo preciso:

  • Una escalera doble o una escalera de tijera
  • Láminas de plástico
  • Cinta adhesiva
  • espíritu blanco
  • Lima de grano fino o lijadora
  • Una prenda
  • Una base para madera
  • Una pintura particular para madera
  • Una brocha y un rodillo
  • Guantes

Tonos oscuros y cálidos para techos altos

Si tienes techos altos, puedes evaluar con tonos cálidos u oscuros, van a hacer tu espacios mucho más cálidos y van a tener una vista muy atractiva.

Hay una extensa variedad de opciones, solo prueba a contrastarlo con paredes de tonos mucho más claros. Tú definirás el color perfecto para tu techo según la sensación que desees trasmitir en tu dormitorio, salón o cualquier estancia. Si estas buscando dar mucho más calidez, los tonos beige o cobrizos fuertes son una increíble opción.

Deja un comentario