Cómo pintar una mesa de madera

Ahora entendemos que con unas escasas manos de pintura tenemos la posibilidad de cambiar completamente el aspecto de nuestros muebles, no obstante no solo debemos centrarnos en el resultado final, sino asimismo debemos confirmarnos de que sea duradero. Si piensas en colorear una mesa, no te pierdas estos 11 fallos que tienes que eludir para conseguir un excelente resultado que además de esto resista el correr del tiempo y la utilización períodico.

Muebles con pintura

Si lo que deseas es reparar un mueble que fué embarnizado, tienes que iniciar por eliminar las unas partes de pintura o barniz que estén sueltas, con el apoyo de una espátula y una lima. Entonces lima todas y cada una de las capas para garantizar que la pintura se adhiera bien a la madera. Como en las situaciones precedentes, limpia el polvo y restos con un paño húmedo y seca bien el mueble.

Y con estas claves en este momento puedes colorear de manera creativa tus muebles y proporcionarles una exclusiva vida.

Limar o no limar, esa es la cuestión

Esta se encuentra dentro de las inquietudes mucho más usuales en el momento de enfrentar un emprendimiento DIY de esta clase. Y la contestación es: es dependiente. Va a depender del género de pintura con la que se vaya a actualizar el mueble y de su estado.

Rodillo y brocha

Tanto el rodillo de espuma como la brocha son 2 herramientas básicas en el momento de colorear madera sin tratar. Deberemos usar uno u otro en dependencia de la área que hayamos ido a colorear. Si es una área lisa, lo destacado es usar el rodillo. No tome exceso de pintura, es preferible emplear poco producto, y manipule el rodillo sin apretar bastante, en horizontal o en vertical, pero sin llevar a cabo trazos cruzados.

El pincel te va a ser útil en esos sitios donde haya recovecos, molduras, decoraciones, etcétera. Aplica poca pintura y jura no dejar fabricantes de pincel.

Escoger un espacio conveniente para trabajar

En ocasiones es bien difícil tener una esquina para colorear los muebles. Se puede emplear la terraza, un sótano o una habitación poco usada, siempre y cuando se resguarde la región para no ensuciar el resto del moblaje circundante. Es esencial que sea una región con luz natural o, en su defecto, bastante luz artificial, tal como un espacio con buena ventilación.

Uno de los más importantes fallos que comete muchas personas en el momento de colorear un mueble es no repararlo o retocarlo, por si acaso tiene probables defectos. Por poner un ejemplo, si hay fisuras o orificios, se tienen que tapar antes de colorear, aparte de adecentar apropiadamente los muebles, especialmente cuando ahora hay pintura en la madera que hay que eliminar.

Deja un comentario