Cómo quitar manchas persistentes en la ropa

Las máculas de grasa son las considerables oponentes de nuestra ropa. Y sucede que, por más que las limpiemos, frecuentemente se resisten a ocultar completamente. ¿Te agradaría dejar de inquietarte por esas tareas inviábles?

No te pierdas esta recopilación con varios de los mejores trucos caseros para adecentar de manera fácil las máculas y eliminar las máculas de aceite de las lonas. Camisetas, camisas, mantas… ¡Adiós intranquilidades!

Bloodstains

Para las máculas de sangre, no hay bastantes misterios. La clave es dejar la prensa en remojo a lo largo de unas horas. Cuanto mucho más aguardes, mucho más bien difícil va a ser eliminar la mácula. Una vez desgastado, toma una aceptable pastilla de jabón y frótalo un tanto si es requisito.

La sangre hace máculas muy escandalosas (istock)

2- Tinta

Tinta máculas Máculas son de las mucho más bien difíciles de remover, pero seguramente tienes en el hogar el método hecho en casa que te va a ayudar a liberarte de ellas: la leche.

Sumerge la prenda en algo de leche antes de meterla en la lavadora y vas a ver que queda como novedosa. Es un método hecho en casa y puede conducir algo de tiempo pero es efectivo y no debes recurrir a químicos que con el tiempo tienen la posibilidad de descomponerlo.

Géneros de quitamanchas

Siempre y en todo momento es bueno tener un pequeño armamento en el hogar con artículos que logren eliminar las máculas mucho más bien difíciles de la ropa. Cada género de mugre necesita un limpiador diferente. Eso sí, no es conveniente utilizarlos en tejidos frágiles como lana, seda, cuero o lino.

  • Desengrasantes. Acabar con grasa, aceite o maquillaje.
  • Oxígeno activo. Fortalecen la acción del detergente y suprimen máculas de café, frutas o vino, por ejemplo.
  • Con enzimas. Estos limpiadores poseen elementos biológicos (cultivos de hongos y bacterias) que asisten a batallar las máculas.

Substancias azucaradas

Sí, el azúcar asimismo mácula. Y sucede que al entremezclarse con la albúmina de las fibras naturales de la ropa, hace una reacción que amarillea la ropa. No obstante, a veces no es aparente a fácil vista y en el momento en que nos quitamos la prenda estamos con la mácula, puesto que transcurrido un tiempo va empeorando. Es preferible estar alarma, pues, cogidas a tiempo, son simples de remover. Primero usaremos un disolvente seco (por poner un ejemplo, percloroetileno) y después vamos a lavar con agua y jabón neutro.

Son pequeñas partículas suspendidas en el aire, como polvo. Siendo superficiales, son los mucho más simples de remover. Se suprimen con un detergente alcalino despacio y agua.

Deja un comentario