Cómo quitar tomate de la ropa

Seamos realistas, a todos nos chifla mencionarle a nuestros hijos “no pasa nada, que se manchen es habitual”, pero en el momento en que les cae una mácula de tomate frito en la ropa o en la nuestra es bien difícil reprimir el grito de ” Nooo” que nos encontramos seguros escucha hasta el vecino.

Prendas de algodón

  1. La primera cosa que debemos realizar es sacar el tomate sobrante con el apoyo de una cuchara y después lavarlo con agua fría.
  2. Ahora, empapa un algodón con agua oxigenada y unas gotas de amoníaco si la prenda es blanca. Y si es coloreada, con alcohol.
  3. Entonces, debes frotar la mácula con este algodón y listo.
  4. Para finiquitar, lava la ropa en la lavadora.

Resfrege la mácula con un algodón humectado en jugo de limón diluido con agua y algo de sal. Apreciarás que la mácula se ha achicado sensiblemente pero aun de esta manera, indudablemente va a haber que tirarla a la lavadora a fin de que quede como novedosa.

Tomate frito

El tomate frito se identifica por la mezcla de este ingrediente con otros como el aceite, lo que provoca que la mácula sea realmente difícil de eliminar de la ropa. Lo primero es limpiarlo rápidamente para eludir que se reseque. Para liberarte de él, prosigue estos pasos:

  • Quita los restos sólidos con una cuchara, jamás con una servilleta o afín para eludir que se extienda.
  • Mezcla bicarbonato de sodio con agua hasta el momento en que se forme una pasta. Prolonga la mezcla sobre la mácula de tomate y deja accionar unos diez minutos.
  • Ahora, quita los restos de bicarbonato y aclara la región con agua fría hasta el momento en que la mácula desaparezca. Si no se ha eliminado, puede reiterar exactamente la misma operación hasta el momento en que se suprima.
  • Lava la ropa de la manera frecuente y déjala secar al aire: al sol si es ropa blanca ahora la sombra si es de color.

Eliminar máculas de tomate en el momento en que llevan tiempo en la ropa:

Es la situación mucho más frecuente en el momento en que tus hijos se quedan a comer en el comedor del instituto, pero tiene solución . Precisarás hacer una mezcla de agua y vinagre (cualquier clase salvo balsámico y vino tinto), que aplicarás sobre la mácula de tomate en la ropa del niño. Deja que actúe y después lava comunmente.

Tanto si la mácula es reciente tal y como si transporta tiempo en la ropa, puede suceder que la mácula persista o deje una sombra que estropee la prenda. Si esto pasa, empape una bola de algodón en alcohol isopropílico y aplíquela levemente sobre la mácula o lo que quede de ella.

Deja un comentario