Cómo quitar un nido de avispas

Si aún no disponemos una colonia de avispas cerca, mejor anticiparnos a ellas. Comenzaremos con una secuencia de elementos que acostumbramos a tener a mano en cualquier hogar.

El vinagre es un fuerte repelente natural que los sostendrá apartados. De igual forma, adecentar las ventanas con lejía tiene la posibilidad de tener un efecto. Las avispas escapan de las bolas de naftalina, que tienen que ponerse estratégicamente. Asimismo se aconsejan los cirios de avispa. No emplees desodorizantes fuertes por el hecho de que serían contraproducentes: ciertos aromas gustan a las avispas. Unas rodajas de pepino o limón picantes tienen la posibilidad de marchar igualmente bien.

Atácalos con humo

Precisarás una antorcha que emita humo espeso; Para realizar esto, use un periódico o un harapo viejo enrollado en el radical de un palo. Sumérgelo en el aceite de motor que sacaste de tu coche y préndele fuego. Colócate de manera que el humo no te moleste, pero entre en el nido y ahuyente a las avispas. En el momento en que estén todos fuera, quita el nido y destrúyelo.

No emplees el que tienes en la cocina para espantar a otros insectos. Hay packs de insecticidas para avispas que tienen una cánula extendida, con lo que puedes utilizar el producto desde una distancia segura (afirmemos unos 4 m).

Con humo

  1. Para comenzar a utilizar este desarrollo, debemos aguardar hasta la noche; así las avispas reducirán su actividad y se volverán menos violentas.
  2. Busca un envase metálico y con un harapo echa en él aceite de vehículo o un producto de afines especificaciones. Entonces prende una llama que cubra la lona, en el instante va a salir un humo negro con un fuerte fragancia.
  3. Pone el envase de metal cerca del dormidero donde están las avispas, de forma rápida van a percibir el humo. Sal veloz.
  4. Mira lo veloz que se alejarán y ahí es donde con un elemento largo y angosto puedes despedir el nido de avispas a gran distancia.

Hay distintas insecticidas particulares para esta clase de ocasiones que tienen la posibilidad de ocuparse de remover estos insectos. Hay difusores que expulsan el insecticida a 4 metros de distancia, con lo que es útil para eludir que te pique una avispa.

Insecticida concreto

Es esencial apuntar que unicamente se tienen la posibilidad de emplear insecticidas particularmente diseñados para avispas. Hay que tienen dentro una cánula que te deja estar parado a unos 4 metros de distancia.

Salpica el aerosol en la entrada del nido de avispas a lo largo de diez segundos y escapa rápidamente.

Salpica el nido con agua y jabón

Este procedimiento es bastante riesgoso, pero si lo haces al amanecer o al anochecer, no debería pasarte nada.

En el momento en que tiras agua y jabón, las avispas quedan atrapadas en la espuma, no tienen la posibilidad de volar y se ahogan. Es un procedimiento algo despiadado pero eres tú o ellos.

Deja un comentario