Cómo usar detergente líquido en lavadora

Desmentimos el mito de que agregando mucho más detergente o suavizante, la ropa va a quedar mucho más limpia y despacio. Tengamos en cuenta que menos es mucho más y si ponemos mucho más, vamos a estar dañando nuestra ropa.

Para entender la cantidad precisa, deberás leer las normas del producto y comprender un tanto de qué manera marcha nuestra lavadora, por servirnos de un ejemplo, ver la espuma que se genera en el tambor. Este no puede estar a mucho más de tres dedos sobre el nivel del agua o generará pelusa, entre otras muchas cosas.

El suavizante

El tercer divido sería para el suavizante. Comunmente está marcado con el símbolo de una flor, si bien ciertos modelos tienen la posibilidad de tener un divido que lo indique explícitamente.

¿Dónde pones el detergente líquido en la lavadora?

Por norma general, todas y cada una de las lavadoras integran un cajón de detergente con tres compartimentos. Y en Bosch deseamos guiarte a fin de que no vuelvas a tener esta duda.

Los compartimentos, por norma establecida, están marcados con una I, una II o el dibujo de una flor. Cada uno de ellos es para un detergente y programa concreto.

¿Qué necesito para lavar mi ropa en una lavadora?

  • Detergente: Hay tantas variaciones de detergente para ropa como bebidas en un Starbucks. Si bien es un tanto mucho más costoso, te aconsejamos que escojas detergente líquido puesto que el detergente en polvo puede ensuciar tu ropa si no lo disuelves bien, aparte de que el detergente líquido funciona con lavadoras automáticas que tengan dosificador de jabón. Si eres muy riguroso con sostener los tonos de tu ropa refulgentes, puedes obtener un detergente para ropa blanca, uno para ropa obscura y otro para ropa de color, pero hay limpiadores que puedes utilizar para tu ropa más allá del color.
  • Suavizante de lonas: Es lo que provoca que tu ropa huela bien y sea despacio. Escoge un aroma que te encante, la pluralidad asimismo es muy gran. Hay suavizantes de lonas que hacen que la ropa se arrugue menos a fin de que no poseas inconvenientes si debes plancharla.

Los ciclos básicos en el momento de arrancar una lavadora son:

  • El habitual: la ropa centrifuga rapidísimo y se acostumbra emplear para ropa muy sucia o con mucha máculas enormes
  • La lenta: sugerida para lencería o tejidos finos. Es un período no tan belicoso pero con bastante intensidad para adecentar las prendas.

Deja un comentario