Cuanto tarda un juicio contra la Seguridad Social

En el momento en que se agoten ámbas fases de la vía administrativa en la petición de incapacidad persistente y se desee proseguir con la reclamación, se puede enseñar una demanda frente a los Juzgados de lo Popular contra el INSS.

Para este desarrollo contamos de nuevo con 30 días hábiles, este período empieza a contar desde la fecha en que se rechazó el reclamo previo. La demanda es un archivo escrito a través de el que se pide el reconocimiento judicial de un derecho.

¿CUÁL ES LA FECHA DE VIGENCIA?

En la mayoría de los casos, los jueces tienden a fijar como fecha eficaz el día en que el Tribunal Médico elabora su dictamen-iniciativa, pero no en todos los casos es de esta forma. La fecha de efectos asimismo puede corresponder al día después al de la terminación de la actividad laboral del reclamante, en el momento en que dejó de gozar de la baja médica o en el momento en que no consiguió el incremento del nivel de invalidez solicitado, entre otras opciones. Sea como fuere, siempre y en todo momento aparecerá en la resolución judicial, en su parte final.

Profesiones de los demandantes

Si bien un demandante de incapacidad persistente tiene la posibilidad de tener cualquier profesión u trabajo, hay cierto género de trabajos que se repiten oración tras oración: este es la situacion de ocupaciones laborales que requieran esfuerzo físico. Y se relacionan exactamente con condiciones que limitan la aptitud de efectuar semejantes sacrificios, singularmente si son muy rigurosos. Charlamos de patologías traumatológicas, reumáticas, cardiacas, respiratorias y oncológicas, más que nada. Este tipo de nosologías causan síntomas y secuelas que desgastan las funcionalidades del movimiento y la marcha, cargas de peso, bipedismo (parado), etcétera.

Específicamente, veredictos en pos de camareros, peones de factoría, limpiadores, observadores de seguridad, maquinaria son recurrentes los profesionales, mecánicos, obreros, peluqueros, dependientes, etcétera.

¿Cuánto tiempo tarda el juez en dictar sentencia por incapacidad persistente?

Una vez festejado el juicio, lo común es que la sentencia llegue entre un par de semanas y un mes precisamente, a pesar de que los plazos son muy cambiantes, y al fin y al cabo van a depender de cada juzgado.

La parte efectiva de la sentencia que se retrasa es que, adjuntado con la prestación, vamos a recibir los atrasos desde la fecha eficaz en que debió reconocerse la incapacidad. Para esto, la sentencia ha de ser estable; esto es, que ninguna de las partes (demandante y también INSS) recurra.

Primera Etapa del Régimen de Sentencia de Invalidez Persistente

En el instante en que no se acepta la demanda, la situación se cierra y solo queda asistir a los tribunales y sentenciar al INSS. Pero para cobrar los atrasos, la sentencia ha de ser permanente, o sea, que ninguna de las partes recurra. O que si se interpone recurso de apelación, llega la sentencia del Tribunal Superior de Justicia ratificando la incapacidad (como vamos a explicar considerablemente más adelante). Y aquí empieza la primera etapa del proceso, consistente en aguardar -comunmente entre 2 y tres meses- a que se acepte la demanda. O, dicho de otra forma, que el tribunal admita nuestro caso y este recaiga particularmente en un Tribunal Habitual.

Y no en las reclamaciones precedentes, que asimismo se efectúan por la vía administrativa tras una primera contestación, frecuentemente no se logra una resolución conveniente al trabajador. La demanda por invalidez persistente es el medio que contribuye a bastante gente a hallar su pensión. Para llegar a un juicio contra la seguridad popular por invalidez, primero se tienen que agotar ámbas fases del desarrollo administrativo en la petición de invalidez. Lamentablemente, muchas son las resoluciones en las que el INSS niega administrativamente la incapacidad persistente. Otro aspecto que se da en las resoluciones de los jueces, y que comprende un porcentaje altísimo de las sentencias de invalidez, es el pago de la mora al trabajador si ganó el desarrollo.

Deja un comentario