Dormitorios en gris blanco y madera

El color gris siempre y en todo momento es un acierto en decoración. Contribuye calidez, tranquilidad, tranquilidad y un montón de cosas mucho más que quizás algún especialista en feng shui nos podría contar. No obstante, para muchos puede ser un color poco entretenido y bastante neutro para personalizar nuestro hogar.

El día de hoy les voy a educar un piso que, pese a tener bastante gris, con sus matices, se ve súper agradable. La madera, como no podía ser de otra manera, juega un papel primordial para hallar esa sensación de la que les hablo. Ven a conocer…

La decoración de una habitación en blanco y gris, chic atemporal

Para adornar tu habitación con gris y blanco, hay múltiples maneras de pensarlo. Puedes seleccionar empezar el tono de una habitación con una pintura blanca y después tomar el color gris entre sus múltiples matices, desde el gris perla para una decoración todo en tonos sutiles hasta el gris antracita, una asociación de contrastes para un ámbito mucho más “vivo”. . Otra oportunidad, una pintura gris para las paredes de la habitación, probablemente asimismo para colorear un techo (si no es bajísimo) y blanco declinante para el suelo, ropa de cama y complementos de decoración. Cualquier persona que sea su decisión, un dormitorio gris y blanco siempre y en todo momento va a dar una impresión de privacidad apacible.

Refinada y sosiega, la decoración del dormitorio de los progenitores es aquella donde cada color destaca a los que le cubren. Aquí, una pintura gris perla cubre todas y cada una de las paredes. La enorme tarima de madera que sirve de base a la cama está pintada en un gris un tanto mucho más obscuro que las paredes, contrastando de forma delicada con el blanco del suelo, de la misma el armario viejo y el blanco puro del techo. La colcha está pintada del mismo tono de gris que las paredes, y el verde despacio de los adornos responde al rosa pálido y al marfil de los cojines de la cama.

Amuebla solo lo preciso

Primeramente, usa solo los muebles que verdaderamente precises y que cumplan una función práctica.

Para amueblar una habitación pequeña tienes que liberarte de la iniciativa de tener baldas únicamente ornamentales, un aparador que solo ayuda como mueble de acompañamiento (especialmente si es una región de paso) o aun un pared llena de pinturas. La habitación ha de estar visualmente despejada.

Estos son ciertos tonos de gris. Complementariamente, observamos distintas elementos en gris que pasan inadvertidos, por servirnos de un ejemplo: elementos metálicos como hierro forjado, acero inoxidable que tienen la posibilidad de estar presentes en los acabados de complementos ornamentales, en unas partes de la vivienda como tuberías, tiradores, etcétera. Y, en ciertos electrodomésticos. Estos elementos se tienen la posibilidad de usar para personalizar el dormitorio, como bellas lámparas de hierro forjado que crean un efecto rústico o quizás cañerías expuestas para insertar un acento industrial.

Aquí te exponemos 20 diseños de cuartos grises:

Deja un comentario