El calentador eléctrico no calienta el agua

Apague el suministro de energía del calentador de agua antes de efectuar esta verificación. Con un destornillador, retire la tapa sosten por unos tornillos, normalmente bajo el termo. Vas a ver el termostato. En el termostato apreciarás una pequeña grieta en la parte de abajo de la que observamos un botón colorado. Con el destornillador chato (apartado de la electricidad) procura empujarlo. Si no se disparó, fue por el hecho de que el calentador de agua se encontraba bien. Esto en ocasiones puede suceder tras una tormenta eléctrica, un corte de energía o un sobrecalentamiento del tanque de agua ardiente. Entonces prenda la nutrición (tenga precaución de no tocar el sistema bajo el acumulador de agua) y también intente forzar de nuevo. Si regresa a prenderse, es posible que:

  • el termostato esté imperfecto y deba sustituirse.
  • O aun si el depósito está bastante lleno de restos, puedes encender la seguridad del termostato.

El termo eléctrico no excita

Si el termo eléctrico prende la luz pero no excita el agua lo bastante o sencillamente no excita nada, lo mucho más posible es que se haya dañado la resistencia del interior de la caldera (el depósito o la cubeta).

Este tiene la función de dar calor a fin de que el agua fría que entra en el aparato aumente su temperatura hasta los grados que señala el termostato, pero asimismo puede suceder que la resistencia ande bien y sea nuestro termostato el que se estropee y no marque la temperatura apropiadamente, la sonda térmica se ha deteriorado, etcétera.

el termo eléctrico no excita el agua, inconvenientes mucho más comunes

Los inconvenientes mucho más comunes de los termos eléctricos son `Reemplazar las resistencias imperfectas ‘, y `Revise los termostatos del calentador. agua eléctrica’.

Ciertos inconvenientes recurrentes para todos y cada uno de los calentadores de agua son: ‘Válvulas de seguridad’, ‘Calentadores de agua con fugas’

¿Mi calentador de agua sale poquísimo?

Tenemos la posibilidad de tender a meditar que la resistencia eléctrica no marcha por esta razón, pero no es de esta manera. Aquí lo esencial es comprender de qué forma marcha nuestro electrodoméstico y de qué tipo es.

Si el inconveniente no es de temperatura sino más bien de caudal de agua, el termo marcha a la perfección y lo mucho más posible es que tengamos un inconveniente con la presión de las cañerías de nuestra casa.

❖ Saltos en el termostato de seguridad

Un fallo común en la instalación del termo es no tener paciencia para llenarlo, tapando el aparato antes de tiempo y dejando la resistencia del aire y no sumergido en agua. Esto causa que la resistencia se sobrecaliente, se ponga al rojo, y en cuestión de segundos el termostato de seguridad corta el suministro eléctrico al termo para eludir que se dañen los elementos.

Este inconveniente tiene simple solución, llenando totalmente el depósito y poniendo a cero el termostato de seguridad, que está en la parte de abajo. Si no tienes idea de qué forma llevarlo a cabo, contacta con el servicio técnico oficial.

Deja un comentario