En qué epoca se podan los naranjos

La poda es buena práctica por el hecho de que al remover las ramas dañadas y las hojas secas que previenen el desarrollo perfecto de los árboles, se consigue:

  • Una mejor distribución de nutrientes al suprima las áreas donde no se estaban usando.
  • Se disminuye el peligro de padecer plagas y con esto se emplea una menor proporción de fitosanitarios tras la poda del naranjo.
  • Renovación del aire y mejor recepción de la luz del sol dentro del árbol, esencial en el momento en que es adulto y muy espeso.

Cuándo podar los naranjos

La poda de los naranjos se acostumbra efectuar tras la recolección del fruto salvo que existan causas de peso para llevarlo a cabo antes, como en la situacion de sufrir algún género de de patología o ataque de parásitos.

Cuándo podar los naranjos

Como sucede con todos y cada uno de los cítricos, podar el naranjo no es algo que haya que realizar, pero es un trámite que va a ayudar a hacer mas fuerte sus árboles y generar frutos mucho más dulces, jugosos y de más calidad.

Caso de que decidas podar tus naranjos, aquí te señalamos cuándo se podan los naranjos, a fin de que lo hagas apropiadamente y en el instante que mucho más favorezca a la planta.

De qué manera podar un naranjo y con qué continuidad llevarlo a cabo

La continuidad con la que se efectúan las podas es un aspecto que a veces cambia según el sitio donde se hallen los campos.

Si bien no hay una norma establecida, es conveniente efectuarlas anualmente, en tanto que de esta forma se evitan lesiones mucho más profundas en el árbol y al tiempo se disminuye el trabajo del año siguiente.

Poda de naranjos. Atrayente práctica a fin de que rindan tus cítricos

Con la poda del naranjo lograremos una sucesión de virtudes:

  • Mayor iluminación, insolación y aireación dentro de la región foliar.
  • Los nutrientes se distribuirán y usarán de forma mucho más eficaz.
  • Y con este mayor aprovechamiento, incremento del tamaño y calidad del fruto
  • Menos susceptibilidad al ataque de plagas y patologías, al estar el árbol mucho más vigoroso y aireado.
  • Reducción del gasto en fitosanitarios, al haber menos follaje o ramas, y por consiguiente menos necesidad de nutrientes.

Deja un comentario