Jabón casero para fregar platos a mano

Entre las primeras recetas zero waste que aplicamos en la cocina fue realizar jabón sólido con aceite utilizado para la lavadora. Lo siguiente fue sustituir el lavaplatos (el que tiene la máquina) y era solo cuestión de tiempo antes que evolucionáramos a tener una sólida barra de jabón para lavar platos llevada a cabo en el hogar.

Conque utilizando el confinamiento, la soda que aún nos queda y que teníamos el ingrediente estrella para realizar espuma, nos hayamos puesto manos a la obra.

Bicarbonato de sodio y aceite de limón

  • Un tazón de bicarbonato de sodio
  • diez gotas de aceite fundamental de limón

Transformar jabón casero en detergente

Cerciórate de colar el jugo de limón fresco para eliminar la pulpa, en caso contrario, la pulpa seca puede quedar en tus platos. Primero debes remojarte las manos con agua, cerciórate de cerrar bien el grifo. Pone las gotas de jabón exactas para lavarte ámbas manos, en la situacion de tener un jabón líquido. Si es una barra, frótala entre las manos a lo largo de unos 5 segundos. El único ingrediente verdaderamente bien difícil de conseguir es el ácido cítrico, que se puede soliciar on-line.

O, puedes dejar todo adentro hasta el momento en que llegues a obtener el jabón, pero sabes que precisarás múltiples de los platos para el desayuno. La botella es de 1 litro y dura exactamente unos pocos lavados, usándola de forma exclusiva como máquina lavaplatos.

El valor es bajísimo puesto que los elementos no son especialmente costosos. Como hemos citado antes, el bicarbonato de sodio marcha realmente bien para remover la mugre. Si apuestas por una vida mucho más sostenible, es el más destacable aliado en la vivienda para muchas tareas de limpieza.

Modo de empleo

  • Pulveriza el jabón sobre la vajilla y frótalo con una esponja.
  • Enjuague como es costumbre.

Revela: Prepara detergente en polvo para la lavadora en el hogar

¿Mucho más espuma es mucho más limpieza?

Las considerables fabricantes de limpieza usual conocen el poder psicológico de la espuma a fin de que el cliente considere un producto bueno. En tanto que, comúnmente asociamos mucho más espuma a mucho más efectividad en la limpieza. No obstante, esto no es verdad en lo más mínimo. La espuma solo nos ofrece una falsa sensación de mayor limpieza.

A mi parecer, lo que debe realizar un óptimo jabón para ser considerado como tal es:

Deja un comentario