Que hacer cuando el agua de la piscina esta verde

Si en algún momento ves agua de este color, quiere decir que nuestra piscina precisa mucho más atención y un mejor cuidado.

La causa mucho más recurrente del color verdoso del agua es la capacitación de algas, si bien la existencia de metales, como el cobre, puede producir exactamente los mismos síntomas.

Eludir el agua verde en la piscina

El color verde de la piscina puede mostrarse en el momento en que no se efectúa el cuidado períodico y los cuidados básicos. Uno de los más importantes inconvenientes son las algas y las tormentas, pero con algunas técnicas tenemos la posibilidad de eludir que esto ocurra. Desde Rimesa te contamos de qué manera eludir que la piscina se ponga verde en todos y cada situación.

La razón primordial y más habitual por la que el agua de la piscina se regresa verde son las algas. A través del aire y la lluvia, las esporas de las algas acostumbran a depositarse en las charcas y se reproducen velozmente, convirtiendo el agua en un color verdoso y turbio.

Tercer paso: Empleo de alguicidas

Piensa que tu piscina no solo tuviese el agua verde, sino además de esto la existencia de algas fuera abundante.

Para remover las algas deberás emplear modelos alguicidas. Este es un paso agregada que se aconseja solo en esos casos de fuerte presencia de algas. Hay que realizar en el momento en que el agua por el momento no esté verde y dejar un margen de un día desde el desenlace del régimen con desinfectantes. Afirma una mayor efectividad, de igual forma que se hace usando un curativo antialgas para eludir el retorno de las algas a la piscina.

Compruebe la tasa de estabilizador en el agua

Bien difícil de meditar de manera intuitiva, y no obstante… La utilización elevado de estabilizador puede crear problemas de agua verde. Y de ahí que es primordial contrastar que el agua no esté sobresaturada de estabilizador por el hecho de que esto anula el efecto desinfectante del cloro.

Un pH bastante prominente anula el poder desinfectante del cloro en el agua y deja el avance de algas. Por este motivo, es primordial cerciorarse de que el pH del agua de la piscina esté entre 7,2 y 7,4 antes de seguir con el resto tratamientos.

Limpia el agua verde de tu piscina pasito a pasito:

1. Limpia tu piscina con el robot aspirador. El paso inicial para batallar el inconveniente es pasar el robot para remover todas y cada una de las impurezas presentes en el fondo de la piscina. Retire la mayor proporción de restos o sedimentos presentes en el fondo para llenar este primer paso.

2. Cepillar las paredes de la piscina. En este paso, equípese con un cepillo para algas con cerdas duras en vez de un cepillo de nailon despacio. Las algas verdes se adhieren bastante a las paredes. Una vez pertrechado, súbete las mangas y lleva a cabo músculo fregando intensamente las paredes y el fondo de la piscina.

Deja un comentario