Se puede empapelar una pared con gotele

Indudablemente varios de ustedes han caído bajo la predominación de preciosos fondos de pantalla. Esa moda que llegó en el momento en que todos nos habíamos habituado al gotelé de nuestras paredes noventeras. La cuestión es que si no contamos una vivienda de obra novedosa, indudablemente nos vamos a encontrar con que nuestras paredes rugosas no soportan realmente bien este papel. Algo que seguro nos va a hacer meditar, ¿qué resoluciones disponemos? Como siempre y en todo momento digo, en decoración ¡todo es viable!

Otros métodos

La manera más habitual y famosa es emplear una pasta de goteo. La manera de seguir es bastante simple:

1. Lo primero va a ser eliminar o tapar los muebles y resguardar el suelo (pero si se mácula no pasa nada pues se sale al disolverlo en agua).

Pasos para empapelar la pared

Antes de comenzar a empapelar una pared, tienes que tener en consideración el género de papel pintado que vas a emplear, en tanto que, si tiene fundamentos interesantes, lo mucho más Es conveniente empapelar únicamente una o múltiples paredes de la habitación, pero no todas y cada una, para no recargar la habitación.

  1. Mida la área a empapelar. Hay que medir toda la pared, dejando un excedente en la parte de arriba y también inferior. Se aconseja no tomar medidas completamente fijas, puesto que cualquier fallo al recortar el papel puede lograr que no quede completamente bien.
  2. Utilizar la base de cola. Cuando poseas el papel cortado, tienes que utilizar el pegamento por el centro del mismo y después alargarlo hacia las esquinas, con particular énfasis en estas últimas. Hay que tener en consideración que no se seca veloz con lo que hay tiempo para trabajar y corregir.
  3. Pone el papel tapiz en la pared. En el momento de pegarlo, hay que iniciar por la parte de arriba y por entre las esquinas, dejando aun el sobrante para cortarlo después. Es un paso definitivo, en tanto que su colocación ha de ser precisa a fin de que el resto no quede mal.
  4. Poner la parte de arriba. Una vez puesta la parte de arriba, se tienen que efectuar movimientos desde el centro hacia las esquinas con un cepillo a fin de que el papel pintado quede fijado en la pared. Es un desarrollo en el que hay que prestar particular atención a fin de que no aparezcan burbujas, pliegues o arrugas.
  5. Une bien las distintas tiras. Ahora, asimismo se debe tener precaución en el momento de poner el próximo papel a fin de que no se aprecien las costuras, en tanto que quedaría antiestético. Quizás sea la parte mucho más dificultosa pues si el papel pintado tiene dibujos es bien difícil que quede bien alineado. De este modo, las uniones entre tira y tira no tienen que solaparse, sino han de estar muy juntas. Lo más conveniente es emplear un rodillo de plástico para apretar sobre la región de la junta y cuanta mucho más presión ejerzas mejor va a ser el resultado de los efectos ópticos.
  6. Este desarrollo debe repetirse hasta contemplar toda la pared a empapelar.
  7. Una vez puesto todo el papel pintado, corta con una espátula y un cuchillo los trozos sobrantes con bastante precaución para no rasgar bastante el papel.
  8. Es esencial entender que si la pared tiene gotelé, hay 2 opciones: quitarlo o taparlo antes de empapelar, pero más que nada se aconseja no poner el papel pintado sobre una área que no esté totalmente lisa .

Papel pintado sobre escayola crin

Como entendemos que en la pluralidad está el gusto, en L’Antic Colonial hemos desarrollado una compilación de papel pintado donde la tradición, asiste para hacer espacios atractivos que se amoldan a toda clase de estética.

Sea como sea tu estilo, si estas buscando algo tradicional, pero con un toque de vanguardia, puedes echar una ojeada a nuestra serie Buckingham; si deseas un papel pintado polivalente que te invite a “huír de la verdad”, los diseños auténticos de Tarian te van a ir bien; y si estas buscando acabados personales y audaces inspirados en la naturaleza, los diseños de Augusta son para ti.

Deja un comentario